Misión



El Museo de la Agricultura se planteó como proceso abierto, integrado e interactivo, con la pretensión de integrarse en la propia dinámica del desarrollo socioeconómico local.

Se le asigna como objetivo principal proporcionar el acercamiento de la población a la realidad propia de su patrimonio cultural y natural, favoreciendo la relación con su entorno y facilitando un mayor grado de conocimiento de los problemas y posibilidades existentes.
En este sentido la integración del Museo en la “estructura” de la entidad pública Torrearte, S.L., y en la infraestructura “Centro Artesanal Torrearte”, genera un mayor dinamismo socieconómico en el municipio.

El objetivo principal del Museo de la Agricultura plantea la necesidad de recuperar y conservar nuestro patrimonio cultural, con el ánimo de darlo a conocer tanto a nuestras generaciones, como a las futuras, fomentando un espíritu conservador hacia nuestro pasado patrimonial.

El aprecio hacia nuestro patrimonio y acervo cultural es fundamental como camino hacia el establecimiento de una “conciencia conservadora”, sobre todo entre los más jóvenes, como garantes de nuestro patrimonio.

Para ello son fundamentales las labores de clasificación, inventariado y conservación, de investigación, estudio y documentación del patrimonio, de promoción de iniciativas y de acciones a favor del artesano y la promoción de los productores locales, de escuela de formación mediante el desarrollo de acciones didácticas, educativas y pedagógicas, de estructura de animación social y cultural (lúdicas, de producción audiovisual, de promoción de las artes y tradiciones populares, publicaciones y edición de materiales didácticos), de información y animación turística (oficina de información).

La cultura agraria tradicional, puesta en valor, con rigor, se pretende por tanto, actúe también como elemento dinamizador y acicate cultural y social capaz de implicar a la población local en la participación activa para la recuperación, promoción y divulgación de nuestro pasado cultural del que todos más o menos somos deudores.